GUERRA AVISADA…

GUERRA AVISADA…
 
RED-GES EL SATÉLITE
(Director: Octavio Quintero)
 
 
--
 
Referencia: la guerra nuclear
--
 
El mundo en que vivimos y nos preocupa, también incluye personajes como Donald Trump y Kim Jong-un…
 
Al menos de este lado de Occidente, consideramos que Estados Unidos militarmente es inexpugnable y, por tanto, pensamos que las amenazas de Corea del Norte no son sino fanfarronadas de un chino malcriado… Vemos las pruebas nucleares que viene experimentando el chino como “fuegos artificiales”, y nos parece esplendoroso ver elevarse en el espacio azul sus poderosos misiles.
 
 

Impulso electromagnético letal: ¿Podría Pionyang acabar con el 90% de la población estadounidense?

 

El mundo en manos de Trump y Kim Jong-un no ofrece ninguna garantía, al menos por las cosas que vienen diciendo estos dos corsarios nucleares a gusto y paciencia del resto del mundo, salvo unos cuantos iniciados en este escabroso tema propio del cine ficción.
 
Tomemos, por ejemplo, la advertencia de Trump a Kim Jong-un en las últimas horas de que podría responder a sus amenazas con “un fuego y una furia nunca vistos en el mundo”, a lo que el coreano le responde que "cuando Corea del Norte abra fuego, EE.UU. quedará reducido a cenizas".
 
¿Es esto serio, como para que todos debamos preocuparnos? Sí: definitivamente sí. La bomba nuclear que destruyó a Hiroshima y Nagasaki el 06 de agosto de 1945, justo hace 72 años, es un tote comparada hoy con la cabeza nuclear reducida que puede ser colocada en uno de los misiles balísticos que anda elevando Kim Jong-un como cometas en agosto.
 
¿Y es serio lo de Trump de que puede desatar “un fuego y una furia nunca vistos”? Sí: última palabra. Si Corea del norte, más o menos en la clandestinidad, ha podido desarrollar su letal cabeza nuclear, ¿qué no decir de Estados Unidos que trabaja en este campo a cielo abierto?
 
El propio Obama, un presidente de lejos más reposado que Trump, dijo al cierre de su mandato que "a veces tenemos que torcerle el brazo a otros países para que hagan lo que queremos". Y eso lo dijo también en referencia al líder coreano al que se refirió como “gente mala alrededor nuestro que está tratando de hacernos daño”.
 
¡Daño, y grande!
 
El exdirector de la CIA, James Woolsey, señalaba recientemente que Corea del Norte podría generar un impulso electromagnético (EMP, por sus siglas en inglés) con una ojiva capaz de destruir la red eléctrica nacional y otras infraestructuras vitales, tras un ataque lanzado desde el espacio que dejaría varados a los carros en las autopistas y los aviones caerían del cielo. Algunas pruebas de laboratorio hechas en el propio EE.UU muestran que “el asunto no es tan catastrófico”.
 
Claro, la prueba de laboratorio no refleja la realidad de cientos de coches varados en mitad de una autopista de miles y miles de coches en tránsito, y ni se diga el pánico que cundiría cuando empiecen a caer unos cuantos cientos de aviones del cielo, de los miles que circundan día a día el espacio aéreo estadounidense.
 
Los analistas más expertos  en estos asuntos nucleares de este lado de Occidente, dudan que Corea del Norte se atreva a atacar directamente a Estados Unidos. Bueno, ojalá que no… ¿Pero qué tal que sí?
--
 
Fin de folio.- Tal vez será mejor seguir con nuestras peleas parroquiales sin preocuparnos mucho por las peleas de los pesos pesados… Aunque no sobra que de vez en cuando nos asomemos a ver cómo va la pirotecnia.