Vergonzosa eleccion

02.11.2010 08:24

    Las recientes elecciones de gobernador en el departamento de Bolívar nos dice a gritos que la democracia no puede seguir siendo la mitad más uno de cualquier número. La verdad es que con el tiempo hemos dado en interpretar la democracia como un resultado numérico y no como una forma de gobernar para todos, indistintamente de que entre esos todos, haya gente que no comparta nuestra ideología, cosa obvia.

Las elecciones mencionadas son una vergüenza mundial como participación electoral y un record Guinness como abstención: sólo el 10,36 por ciento del potencial electoral participó en la contienda, es decir, se  registró una abstención de casi el 90 por ciento.

En cualquier país civilizado, esta elección debiera declararse nula por sustracción de materia. Si no se toma este resultado como indicio de que algo grave puede pasar en el futuro inmediato, vamos derechos a una dictadura de minorías implantada por una democracia cada vez menos participativa y por tanto menos democrática,

Eso, por un lado; por otro, avalar gobiernos como el “elegido” en el departamento de Bolívar, sin sustancia electoral, es auspiciar la corrupción ya de por sí escandalosamente rampante en  Colombia, pues, si las elecciones se compran con ladrillos y tejas, o con subsidios del Estado a familias de escasos recursos, amedrentadas el día de elecciones a que voten como el establecimiento diga, resultará más cómodo a los corruptos comprar las elecciones por la baja participación de la gente, o la alta abstención: como quiera mirarse.

Estas dos venenosas aristas se han dado en Bolívar, pues, no sólo se registró tan alta abstención sino que el elegido, Alberto Bernal Jiménez, al decir de la ex ministra Cecilia López, en su columna de hoy en El Heraldo, era el candidato del clan García-Romero, máximos exponentes en la Costa Caribe de la parapolítica y el paramilitarismo.

Una reforma política que nos blinde de este riesgo, clama a gritos dentro de esa urna de cristal en la que dice va a gobernar el presidente Santos.