Sanción ejemplar

26.02.2011 08:16

La Procuraduría destituyó al contralor distrital, Miguel Ángel Moralesrrusi y lo sancionó con 20 años de inhabilidad, la más alta sanción moral que se impone a un individuo para ejercer cargos públicos.

Es el final de la primera parte por la investigación del llamado “carrusel de contratación” en Bogotá, que involucró igualmente al representante liberal Germán Olano, sancionado también por la Procuraduría con 15 años de inhabilidad.

Ambos resultaron incursos en la escandalosa trama corrupción destapada en los multimillonarios contratos adjudicados a los Nule.

En esta investigación se encuentran involucrados el senador Iván Moreno y su hermano, el alcalde Samuel, sobre quienes se orientará la siguiente investigación de la Procuraduría.