Prueba de fuego

01.02.2011 18:56

El gobierno del presidente Santos está a punto de afrontar su primera prueba de fuego: la huelga de los transportadores de carga por carretera, prevista para mañana jueves 3 de febrero, en protesta por la derogatoria del decreto de tarifas que regía esa actividad desde el gobierno del presidente Samper.

La Asociación Colombiana de Camioneros que cuenta con 180.000 vehículos afiliados dice que su protesta va a ser pacífica, en el entendido en que simplemente van a parar el servicio sin acudir al bloqueo de las carreteras.

La mesa de negociación con la Asociación sigue abierta y al cabo del martes, una fuente del ministerio dijo que hubo avances notables. El gobierno confía en que antes del jueves haya podido lograr un pleno acuerdo con los transportadores, un sector que todavía conserva ese raro principio de la solidaridad que se ha perdido en el mundo sindical.