Patente de corso

10.03.2011 03:10

El Congreso empezó a hacerse preguntas sobre las facultades que pide el gobierno para reformar la administración pública y, una de ellas, es ¿por qué pide facultades un gobierno que tiene absoluta mayoría en el Congreso?

Lo cierto es que, a pocos días de convertirse en ley esas facultades que habían pasado por tres debates, dos en la Cámara y uno en comisión del Senado, algunos senadores no la tienen clara.

El “articulito” del proyecto dice: “revístase al presidente de la República de facultades extraordinarias, por el término de seis meses para: crear, escindir, fusionar y suprimir, así como determinar la denominación, número, estructura orgánica y orden de precedencia de de los departamentos administrativos”

Para el senador Luis Carlos Avellaneda (Polo) esas facultades son “una tronera para hacer daño a la institucionalidad”. Para López Maya dice que son inconstitucionales porque el artículo 150 de la Carta Política determina que las facultades deben ser específicas. “En este proyecto las facultades son generales y el gobierno tendría la facultad para hacer todo tipo de reformas sin que las conozca el Congreso”.

El gobierno argumenta que el Congreso tiene la facultad de hacer control político a cada una de las determinaciones que surjan en el marco de esas facultades.

Lo cierto es que, en este momento, la resurrección de los ministerios de Justicia, Trabajo y Medio Ambiente, está medio embolatada.