Nueva tarjeta electoral

12.03.2011 02:22

La Registraduría Nacional adoptará una nueva tarjeta electoral y acta de escrutinio que reduzca la posibilidad de anulación de votos y fraudes en las próximas elecciones del 30 de octubre.

Conjuntamente con representantes de los once partidos y movimientos legalmente reconocidos por el Estado, la Registraduría exploró los nuevos diseños técnicos y se discutió sobre el nuevo software de inscripción de candidatos que está diseñando la Entidad.

La idea de cambiar la tarjeta electoral surge como resultado de una investigación adelantada sobre las dificultades que se observaron en las elecciones locales del 2007, cuando más de dos millones de tarjetas resultaron nulas, debido a que los electores realizaron la marcación sobre el número del candidato sin precisar el partido o movimiento político al cual se le pretendía dar el voto.

Con el fin de disminuir el alto índice de votos nulos, ocasionado por esta causa, se acordó incorporar la figura de “área de votación por partido o movimiento”, lo cual ha demostrado hasta el momento en las pruebas realizadas reducir sustancialmente esta incidencia de error.

Para ensayar el diseño propuesto se han adelantado pruebas de votación en 10 capitales del país, que estuvieron acompañadas de una encuesta que con la colaboración de expertos de la Universidad de los Andes permitió contar con elementos de juicio y resultados cuantificables para tomar las decisiones con relación al diseño más adecuado.

 

Otras disposiciones

La Registraduría y los partidos y movimientos políticos, también discutieron el rediseño del formulario E – 14 o Acta de Escrutinio de Jurado de Votación, a la cual se le incorporó el cuenta votos para el escrutinio de la votación en corporaciones públicas. El nuevo fue objeto de exámenes en el desarrollo de los simulacros de escrutinio que ha venido realizando la Entidad.

Por último, se discutió el nuevo software de inscripción de candidatos que permite grabar las inscripciones, y a través de la página Web de la Registraduría, monitorear las listas y candidatos inscritos, elaborar las estadísticas de los candidatos que participarán en los comicios y conformar la base de datos que servirán para la elaboración de formularios, archivos de preconteo y tarjetas electorales.