Nueva era en Brasil

02.01.2011 06:50

La nueva presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se comprometió a erradicar la pobreza durante su mandato y, para el efecto, convocó a todas las fuerzas vivas del país: partidos políticos, instituciones y sectores empresariales, independientemente de sus posiciones ideológicas.

Al asumir el cargo el pasado primero de enero, la primera mujer presidenta en el vasto y poderoso Brasil, afirmó que junto a la erradicación de la pobreza, la prioridad de su gobierno será la lucha por la calidad de la educación, la salud y la seguridad.

"No voy a descansar mientras haya brasileños sin comida en la mesa, familias en las calles, niños pobres abandonados a su propia suerte", dijo Rousseff, luego de destacar los logros y la figura de su antecesor y mentor, el ya hoy ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.