Mucho toque-toque...

30.11.2010 02:15

La emoción por el restablecimiento de las plenas relaciones con Venezuela no es tanto porque se hayan desactivado las alarmas que nos avisaban de una eventual guerra con el vecino (a eso sólo algunos locos apostaban), sino porque podían recuperarse las millonarias deudas que Venezuela tiene con empresarios colombianos y, de paso, restablecer una de las relaciones comerciales bilaterales más dinámicas de Suramérica como las colombo venezolanas.

Dinero dice que ese entusiasmo se está diluyendo y el desencanto cunde en las toldas empresariales del país que ve pasar el tiempo “con mucho toque-toque” entre Santos/Chávez “y de aquello nada”.