Lo mismo que antes

03.12.2010 04:34

El gobierno del presidente Santos se encamina a su primer fracaso de concertación con los trabajadores en torno a la fijación del nuevo salario mínimo para el 2011 en donde las partes andan muy distantes, entre un 12 por ciento que piden las centrales obreras y un 2,5 que ofrece el  gobierno con el apoyo de los empresarios.

El presidente de la CUT, la mayor central obrera de Colombia, Tarcicio Mora, dijo que el gobierno debiera también adoptar medidas que protejan la capacidad adquisitiva de los trabajadores, como el control de precios en servicios públicos, combustibles y los productos básicos de la canasta familiar. Así mismo, desmontar la llamada "tercerización laboral"; subir las mesadas de los pensionados y consensuar con los representantes de trabajadores y los jubilados las iniciativas legales que cambien las condiciones laborales y de seguridad social.