Lluvia de piedras en Tocancipá

18.03.2011 02:04

Los habitantes de las urbanizaciones en la ladera norte de Tocancipá, donde operan, entre otras, las areneras de los Rozo, entraron en pánico recientemente cuando del aire comenzó a llover, de un momento a otro, piedras por todas partes. Era que, según los testigos, en uno de los frentes de explotación, los mineros habían reventado con dinamita un barranco que explotó con  fuerza, ocasionando, además del tremendo susto, el reventón de vidrios en algunas casas aledañas al sector.

El incidente coincide con otro de proporciones alarmantes ocurrido en inmediaciones del sector Buenos Aires, al sur alto de esta población, en donde una volqueta cargada de arena rodó al abismo poniendo en serio riesgo a un par de familias campesinas asentadas en la loma.

Son dos avisos de tragedias latentes que debieran poner sobre aviso a las autoridades, y sobre todo a la población que, finalmente, es la única que con su decisión y solidaridad, puede obligar a reversar la alocada carrera de los predadores  contra los cerros de Tocancipá.