Roussef, a la conquista del mundo

30.10.2010 11:03

La lectura que los colombianos podrían hacer de la elección de Dilma Roussef como presidenta de Brasil es que la desmovilización armada sí paga. Esta ex guerrillera de la década del 60 del siglo pasado, encarcelada y torturada en la dictadura militar que con el apoyo de Estados Unidos gobernó a Brasil entre 1964 y 1985, cambió las armas por el discurso socialista y supo alinearse bien, al lado del hombre que deja a Brasil en su mejor momento: Luiz Inácio Lula da Silva, su padrino en el ascenso al poder.

Entender a Brasil, pasa a ser un deber político en Suramérica porque en los años venideros su influencia en el mundo va a jugar un papel crucial para la suerte de estos países cuyas fronteras  mueren en alguna parte del gigante. De la mano de Lula, Brasil ha pasado a ser en los últimos ocho años la octava economía del mundo y a retomar por derecho propio la vocería del sur del continente.

Vea crónica política en el enlace de Documentos...