La curul no se pierde

28.10.2010 06:39

    La “Silla Vacía” recientemente decretada a la curul del senador, Javier Cáceres, condenado por la Corte Suprema por parapolítica, no aplica en el caso de la senadora, Piedad Córdoba, sancionada por la Procuraduría por la llamada Farc-política.

En efecto, la silla vacía aplica cuando el titular parlamentario es condenado dentro de un proceso penal, como es el caso de Cáceres y no disciplinario, que es el caso de Córdoba.

Una vez notificado el presidente del Congreso de la decisión en segunda instancia de la Procuraduría contra Piedad, debe proceder a llamar a Lidio García, del departamento de Bolívar, quien le siguió en votación.