La corrupción nos invade

25.11.2010 04:45

“Las noticias no son buenas”, dice la directora ejecutiva de Transparencia por Colombia, Elisabeth Ungar, al presentar hoy el último estudio sobre el estado de corrupción en el país.

La investigadora considera que el problema no es exclusivamente de escasez de recursos. Ciudades que cuentan con importantes presupuestos y son ineficientes en su administración registran altos riesgos de corrupción y tienen un porcentaje significativo de su población con necesidades básicas insatisfechas. La alta discrecionalidad en la toma de decisiones por parte de las autoridades locales, el incumplimiento de las normas en asuntos centrales como la apertura informativa sobre las acciones de gobierno, los errores en la contratación pública, la deficiente gestión de los recursos humanos y en la precariedad de los controles, incluyendo el social, están contribuyendo a deteriorar la institucionalidad municipal y territorial. Esta situación se hace más grave por la fuerte presencia del conflicto armado y el narcotráfico en lo local. Se requieren voluntad política y cero tolerancia a la corrupción para divulgar lo que es público, cumplir las normas establecidas e incentivar los mecanismos de control y sanción en todos los niveles de las administraciones locales y departamentales.

 

Según el informe de Transparencia, el 45 por ciento de las alcaldías, gobernaciones y contralorías están en riesgo medio y alto de corrupción y, algunos analistas con mayores elementos de juicio consideran que la cifra es benévola porque la corrupción permea a casi todo el establecimiento y ponen como ejemplo el más reciente y bochornoso escándalo que avanza en la Oficina de Estupefacientes en donde varios senadores y representantes pueden quedar inmersos en comprometedoras investigaciones.

lea más en...

dinero.com