Inundación inédita

30.11.2010 02:38

La Policía de Carreteras dijo anoche no recordar una inundación en la vía Zipaquirá-Ubaté como la que se presentaba hacia las 20:00 horas, por el desbordamiento del río Neusa, cuyas aguas coparon el nivel de la carretera hasta 50 centímetros de altura obligando el cierre del tráfico vehicular.  El transporte de carga y particular tuvo que desviar su ruta por la vía Tunja – Chiquinquirá.

No obstante, hacia la media noche la vía fue restablecida, informó la Policía. En su reporte, se dice que la creciente afectó 25 viviendas en el Páramo de Guerrero cuyas familias tuvieron que ser evacuadas. Los daños económicos están por evaluarse pero se estima que son importantes si se tiene en cuenta que esta es una rica vega de grandes productores de leche y alimentos que surten principalmente a Bogotá.