Guerra de divisas

08.11.2010 11:07

Barak Obama se ha echado el mundo encima  con su anuncio, al otro día de haber perdido las elecciones, de emitir 600.000 millones de dólares para doblegar las monedas que compiten el comercio interno y externo de Estados Unidos.

La oposición a esa medida de la FED la encabeza la poderosa Alemania, locomotora de la economía europea. En descarnada declaración, el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble advirtió: “Estados Unidos acusa a China de hacer lo que ahora también está haciendo por otros medios”. La medida de la FED, temen algunos analistas, desencadenará la llamada “guerra de divisas”.

El punto más álgido de este debate se alcanzará en la cumbre del G-20 a finales de mes en Seúl. Algunos analistas califican la emisión de “tsunami monetario” y anticipan que la nueva inyección de dólares al mercado presionarán al alza las monedas locales de los demás países, perdiendo competitividad en sus exportaciones.

Por ello – dice Dow Jones - la compra de bonos anunciada por la FED para impulsar la economía de EE.UU. generará una amplia oposición en la cumbre del G-20. La UE se ha sumado a Asia y a los  grandes países emergentes en sus críticas a la decisión del banco central estadounidense.