Estupefactos

19.05.2011 07:18

Bogotá: (con versión del Nuevo Siglo).- La Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) es otro escándalo de corrupción en potencia, previó el ministro de Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, al decir que a ese organismo “lo capturó la ilegalidad”.

De tiempo atrás, y a cuenta gotas, se han venido desvelando casos de malos manejos y aprovechamiento indebido de los bienes que las autoridades capturan a los narcotraficantes y ponen a disposición de la DNE. En casi todos los casos denunciados, hay un político detrás (senador o representante conservador), principalmente, empezando por los propios directores como Carlos Albornoz y Omar Figueroa.

Pero el ministro Vargas Lleras asegura que el escándalo de Estupefacientes no solo abarca a la clase política, sino a varios sectores estrechamente vinculados con paramilitares y narcotraficantes, al punto que, a muchos de estos a quienes se les incautaron bienes, posteriormente les fueron reintegrados a espaldas de las autoridades por la vía del testaferrato.