Engavetada ley de maestros

27.01.2011 09:34

El presidente Santos mantiene engavetada la ley sobre pensión de gracia a los maestros que aprobó el Congreso a fines de la legislatura pasada. La sanción presidencial es requisito indispensable para que la norma entre en vigencia.

El alborozo de los maestros parece disiparse ante declaraciones del ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverri, en el sentido de que el reconocimiento de la pensión de gracia cuesta más de 8,8 billones de pesos que no tiene el Estado de dónde sacar.

El autor de la iniciativa, el senador Juan Carlos Avellanada, del Polo, dijo que las cuentas del ministro son exageradas. Según sus propios cálculos, el costo más alto de la ley no pasaría de 700.000 millones de pesos.

Si se mantiene la tesis del ministros, y nadie duda que no, lo más probablemente es que el presidente Santos proceda a objetar la ley por inconveniente, con lo cual tendría que volver a consideración del Congreso en donde el gobierno tiene una abrumadora mayoría a través de su Unión Nacional que, si funciona, terminaría por hundir las esperanzas de los viejos educadores que veían en esa ley la posibilidad de mejorar sus ingresos de pensión en el futuro inmediato.