El sorprendente Santos

07.11.2010 09:11

    El Satélite en su edición impresa No. 24 publicó una crónica política en la página 6ª que tituló: “Santos: más liberal que nunca”.

Esa apreciación nuestra de hace un mes, viene a ser confirmada ahora por dos grandes columnistas de Semana: Antonio Caballero (el indómito e insobornable decano de los columnistas vigentes) y, María Jimena Duzán (la Dama de Hierro del periodismo colombiano).

Quienes conocen a Caballero, deben estar tan sorprendidos como nosotros que un columnista de su talante –arrogante- confiese públicamente que “se equivocaba” cuando definía a Santos durante la pasada campaña electoral como un “conservador en lo social que no tiene la sensibilidad suficiente para darse cuenta de que la raíz de la guerra secular en Colombia es la lucha por la tierra”.

Pues, para sorpresa de todos, el presidente Santos viene abanderando una lucha en pro de los proyectos de ley sobre tierras y víctimas que evidencian su talante liberal y casi de izquierda, al decir de María Jimena.

En efecto, en su columna de Semana, Duzán recrea una conversación con un izquierdista chileno en el foro de Biarritz y dice: (…) “los que comienzan en la izquierda terminan en la derecha, como le puede estar pasando a Petro y los que se inician en la derecha terminan en la izquierda, como le puede estar pasando a Santos”.

Realmente el mundo de Subuso parece estar dominando la política colombiana, no sólo por lo que anotan Caballero y María Jimena, sino por lo que, también como oportunamente lo anotó El Satélite, el ex presidente Uribe, músculo firme de la elección de Santos, corre cada vez más su línea hacia la oposición a Santos.

La circunstancia es que la férrea oposición que una muy calificada opinión pública ejerció contra el ex presidente Uribe –a pesar de su teflón- anda de plácemes con Santos por aquellos de que… “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Difícil predecir hasta dónde puede llegar Santos en la recreación de su élite sabanera dominante en el país desde comienzos del siglo pasado con la irrupción del ex presidente Eduardo Santos. De momento, políticamente hablando, el concepto liberal manda la parada; en términos económicos, en cambio, seguimos esperando su “Tercera Vía” de “tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario”.