El Polo hecho trizas

21.10.2010 09:47

    “Agarrados de las mechas”, como se dice vulgarmente, terminaron los otrora entrañables conductores del Polo Democrático Alternativo (PDA), Gustavo Petro, ex candidato presidencial, e Iván Moreno, senador (hermano de Samuel, actual alcalde de Bogotá).

El agarrón fue improvisado, como cualquier ‘sorpresiva’ escena de lucha libre. Petro había convocado a los medios de comunicación, alertados con anticipación por una inmensa revelación del ex candidato sobre presuntas irregularidades en la contratación pública de la capital. En esas andaba, diciendo que el carrusel de la contratación en Bogotá es el mismo que en el gobierno del presidente Uribe dominó la contratación nacional, y agregando que al menos un senador y un concejal de la U son afectos a la administración de Samuel, cuando irrumpió su hermano Iván.

El senador arrebató la palabra al ex candidato y calificó su investigación de “ligera e irresponsable”, porque a su juicio, no hay ninguna prueba o señalamiento que lo pueda vincular directamente con tales afirmaciones.

El senador Moreno arremetió también contra su colega, Luis Carlos Avellana, quien había amenazado con denunciarlo a él y a su hermano el alcalde ante la Comisión de Ética del Polo para que los despojaran de sus derechos políticos, diciéndole que también él iba a demanda a Petro por un supuesto préstamo irregular de 1.860 millones de pesos con empresarios del chance en el departamento del Tolima.

La acalorada discusión entre las partes, llevó a los medios a informar anoche en sus principales noticieros de televisión y hoy en todos los impresos y radiales que el Polo había quedado “hecho trizas”.