El derecho al revés

23.03.2011 06:15

 

Falaces interpretaciones del derecho privado hace el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, para defender la arremetida de las empresas multinacionales mineras contra los recursos naturales del país, entre ellas, la Greystar, que ostenta un título minero sobre el sagrado Páramo de Santurbán.

Según el ministro, el gobierno no puede retirar el título minero a la multinacional porque eso constituiría una expropiación.

¿Y qué? Sí, en efecto, de eso se trata, Ministro: de expropiar a una empresa que con su interés particular está poniendo en grave riesgo el interés general de millones de personas que se surten de agua potable de ese Páramo para el consumo de tan vital elemento.

Dice el ministro, según la versión recogida por El Espectador (23-03-11), que “Colombia ha sido respetuosa de la propiedad privada”.

¿Y quién le habrá dicho al ministro que la expropiación es un irrespeto a la propiedad privada? Si fuera así, no estaría contemplada tal figura en la Constitución Nacional; y si fuera como él dice, no podrían expropiarse propiedades que en un momento dado interfieren el desarrollo de obras públicas de interés general, tanto en las ciudades como en zonas rurales porque, por analogía, también constituirían un irrespeto a la propiedad privada.

El súmmum de la estupidez, de él o nuestra, según el cristal con que se mire, es que él diga y que de pronto le creamos, “que el día que el país se retiren títulos mineros "estamos expropiando y en ese momento aquí, no solo no vendría ningún inversionista sino que posiblemente se irían todos los que están".

Eso es terrorismo dialéctico ministro, y si lo hace por amenazas de la Greystar, no se preocupe que los bravos santandereanos sabrán defenderlo, y si requiere más, cuente con todo el país. Pero no se les arrodille, a no ser que le estén poniendo un buen tapete en cuyo caso, perdone nuestra ingenuidad.