Dieron papaya

27.01.2011 06:06

El senador del Polo, Jorge Enrique Robledo, reafirma que, en efecto, el gobierno aprovechó la emergencia económica y social dictada en virtud del desastre invernal para apoderarse de las CAR. El senador dice que las corporaciones autónomas “quedaron como aparato de bolsillo del Presidente”.

La negligencia de las CAR en la protección y conservación del medio ambiente para lo que fueron creadas, le ha permitido al gobierno, infortunadamente, darles este zarpazo que denuncia el senador, y  su mismo silencio las hace cómplices de los cargos que se les imputan como responsables directas en buena parte de las emergencias y desastres registrados.

Robledo denuncia que en el decreto respectivo, “se destituye a dos de los actuales directores de las CAR, que serán reemplazados por los que indique el Presidente de la República, y desde el 2012 nombrará al resto. Además, el gobierno también se quedó con la mayoría en los Consejos Directivos de las corporaciones. Así, Juan Manuel Santos definirá a su antojo la política ambiental de las CAR, cosa que es ilegal porque les viola la autonomía que les confiere la Constitución, y se queda también con la capacidad para determinar la contratación y la nómina”.