De conflicto en conflicto

16.05.2011 07:10

El “conflicto armado” que padece Colombia hace tanto tiempo, no se compadece con el “conflicto armado” entre el presidente Santos y el ex presidente Uribe sobre si a ese “conflicto” se le debe llamar “conflicto” o no. Es la guerra de la semántica que también gusta mucho entre nos…

De momento, Santos dice que si no se reconoce el conflicto armado, tanto él, como el ex presidente Uribe y los altos mandos militares, podrían ir a la cárcel.

"Lo que quiero que entiendan -dice Santos- es que si decimos que no hay un conflicto armado interno se restringe la capacidad de operación de nuestras Fuerzas (...) Si no hay conflicto armado interno entonces no podemos bombardear a los jefes de la guerrilla, a los campamentos guerrilleros. Bajo el ámbito de los Derechos Humanos esto está prohibido; bajo el ámbito del Derecho Internacional Humanitario, está permitido".

Excelente revelación del presidente Santos que nos aclara, de entrada, la posición del juez de Sucumbíos, Ecuador, que le dictó orden de captura cuando, siendo ministro de Defensa de Uribe, dio la orden de bombardear el campamento de Reyes con dos agravantes. 1) Que estaba en territorio extranjero y, 2) Que no podía hacerlo, ni siquiera si hubiera estado en territorio colombiano porque, según ahora sabemos, en Colombia no tenemos un conflicto interno armado…

Cuando el presidente Santos dice que él, el propio Uribe y los comandantes de las Fuerzas Armadas irían “directo a la cárcel (...) a La Picota", si no se acepta que hay un conflicto armado en el país”, pues, lo que está diciendo es que ya debieran estar en la cárcel porque tanto él como todos los gobiernos, desde Guillermo León Valencia (1964-1968), para no irnos más atrás, que bombardeó a Marquetalia, han echado bombas a diestra y siniestra por todo el territorio nacional. De Uribe ni hablemos… Pero recordemos un bombardeo muy famoso: el de “Casa Verde” en el gobierno de Gaviria (1990-1994) que dio al traste con todo un proceso de paz próximo a culminar con esperado éxito.

Y por eso es que sale el ex presidente Uribe a rectificar a Santos diciendo que su gobierno combatió a los "terroristas de acuerdo con la Constitución y la Ley". En eso, quizás, debieran quedarle agradecidos todos los ex presidentes de este largo conflicto que, sin necesidad de reconocer el conflicto armado, han atacado el conflicto a punta de bala, sin resolverlo, claro está y como se ve, pero “sin tener que ir a misa”, como dice la gente cuando alguien puede hacer lo que quiera sin responder por nada.

Claro que, en defensa de Santos, eran otros tiempos; tiempos sin tanta sociedad civil y jurisdicción internacional echando ojo a ver cómo es que es eso de que en Colombia tengamos hace más de 50 años un conflicto “no armado” con unos guerrilleros que se alzaron “en armas” porque el ejército les robó unos marranos y unas gallinas allá en el Marquetalia del que hablamos atrás…