Corrupción en Ingeominas

25.10.2010 18:39

 

    Otro millonario escándalo de corrupción se abre paso en Ingeominas, la entidad que dispone a ojo cerrado y palos de ciego de toda la explotación minera del país.

En la revista Dinero.com, se revela que el propio presidente Santos le ordenó al ministro de Minas, Carlos Rodado Noriega, aceptarle cuanto antes la renuncia al director de Ingeominas, Mario Ballesteros Medina quien, inexplicablemente, se había negado  a asistir a un debate de control político citado por la representante a la Cámara, Lucero Cortés.

Entre los cargos que se iban a ventilar en ese debate se mencionaban la liquidación de regalías pagadas por compañías multinacionales, seguridad en las minas y caos en el sistema de catastro minero.

Así que, el alma en que se anida la explotación de las areneras que pelan los cerros de Tocancipá, es una entidad corrupta cuyo director acaba de caer y, tras él, ruedan varias cabezas de su cúpula administrativa.

Entre tanto, investigadores asociados a El Satélite, vienen estableciendo qué tan cierto es que un simple oficio pueda blindar de cualquier acción legal una explotación minera de hecho, como lo establece la coordinadora del Grupo de información y atención al minero, Marisol Gómez Cuervo, en comunicación suscrita al arenero de Tocancipá, Elver Gonzalo Aba González.

De momento, la prestigiosa firma de abogados, Espinosa y Asociados, advierte que ninguna concesión “confiere derechos inalienables”. Otros abogados han sugerido la posibilidad de emprender  una acción de cumplimiento, pues, sostienen que los derechos colectivos están por encima de los intereses particulares.