Colapsa Portugal

25.03.2011 04:33

Renunció el primer ministro luso, José Sócrates, tras fracasar ante el parlamento su impopular  propuesta de austeridad. Su suerte está echada: lo que sigue es el rescate financiero de la Unión Europea, comandada por Alemania.

Lo que empezó como un problema de crecimiento insostenible de deuda privada, inducido por un irresponsable sector financiero sin control estatal, se ha convertido en indefectible crisis de deuda soberana. Portugal renunció a su soberanía económica -usa una moneda que no emite, recurre al crédito para cubrir el déficit, lo cual le hace dependiente del especulativo mercado de bonos y se arriesga a la insolvencia- y, hoy, observa como el interés público está siendo sacrificado y una generación perdida de parados emerge. La sombra de Portugal viaja ahora al Estado español. Y por volumen económico, pasaría de ser un problema a ser un desastre europeo.