Carranza, nuevamente en líos

21.02.2011 02:30

Una finca de más de 17.000 hectáreas en los llanos, de propiedad de Víctor Carranza, era el principal centro de entrenamiento y operaciones de los paramilitares entre 1997 y el 2002, y hasta sirvió de cementerio de sus víctimas, según las investigaciones que sobre el particular adelanta la Fiscalía General de la Nación.

Carranza ha sido citado por la Fiscalía a dar explicaciones y sin negar las versiones se ha defendido diciendo que si el Estado nada ha podido hacer contra los paras, qué puede hacer un  simple ciudadano como él.

La finca en cuestión se denomina El Brasil y está ubicada en la vereda La Cristalina, Puerto Gaitán (Meta), en límites con Vichada. Según las versiones de decenas de desmovilizados, en dicha finca se entrenaron y hasta tuvieron campos de concentración los paramilitares que Carlos Castaño envió desde Urabá, en 1997, y que cometieron masacres históricas como las de Caño Jabón y Mapiripán.

Guiados por un ex jefe militar de las Autodefensas de Meta y Vichada, José Delfín Villalobos o 'Alfa Uno', los fiscales de Justicia y Paz empezaron a ubicar las fosas donde los 'paras' habrían enterrado a decenas de víctimas.