Al carajo la concertación

28.12.2010 04:25

Fracasó la concertación entre empresarios y trabajadores en busca de un nuevo Salario Mínimo (SM). A pesar del último esfuerzo propiciado por el gobierno, los empresarios se mantuvieron en su exigua oferta inicial de un incremento del 3 por ciento.

Por su parte, los trabajadores, divididos desde el comienzo entre radicales y moderados, terminaron, los primeros, retirándose de la mesa de negociaciones y, los segundos, de la mano de la CGT, rogando por un módico reajuste del 6 por ciento.

A partir de este momento todo queda en manos del presidente Santos que en las próximas horas expedirá el decreto fijando nuevo SM. Los medios de prensa hablan de un 4 por ciento; la CGT espera un 5 por ciento y, como en el presente caso el gobierno debe hacer de Salomón, es muy probable que parta la diferencia ordenando un 4,5 por ciento: punto y medio menos de lo que pedían los trabajadores o punto y medio más de lo que ofrecían los empresarios.

Quizás, el debate sobre el SM no deba ser tanto sobre cuánto se aumenta sino, por qué, tal como se puede ver a la izquierda de esta misma página en la sección “De buena fuente”, los ingresos de los más pobres suben por las escaleras, en tanto que los ingresos de los más ricos o los privilegiados suben por el ascensor.